Calcio

Home
Hacia arriba

La India

01 – 12 – 2003

Durante el invierno, el cuerpo humano necesita más calor. Por ello se produce en el interior del organismo una mayor utilización de energía calorífica. Con ello la necesidad de calcio aumenta. La necesidad de calcio y de vitamina C, son mucho más altas en invierno.

Como consecuencia de la falta de esas sustancias, la piel se seca durante esta estación. Al necesitar más energía calórica, se produce la disminución  tanto de la vitamina C como del calcio. Por ello, se necesita reponer ambas sustancias.

El calcio tiene en el cuerpo dos tareas prioritarias:

Fortalece los huesos. Es usado por los músculos. Se usa para calentar los músculos. Por ello, cuando hace mucho frío el cuerpo necesita más energía calorífica y se utiliza mucho más calcio. Si no calientas tus músculos  te provocarán espasmos. En invierno se usa por lo tanto mucho calcio, para que cada músculo se caliente correctamente.

Las mujeres necesitan, en comparación con los hombres, mucho más calcio. Normalmente la gente no se da cuenta de que se necesite tanto calcio. Muchas mujeres tienen problemas por la falta de calcio. (Osteoporosis, menopausia temprana, etc ...)

Esto es muy importante:

Se deben cubrir las necesidades diarias con 50 gr., de semillas de sésamo.

El tomate contiene también mucho calcio.

Precisamente por eso es ideal comer por la mañana en ayunas 2 tomates. Si en la hora siguiente no se come ni se bebe se purifica con ello el aparato digestivo.

Cuando se comen tomates grandes,  tienen también un efecto muy beneficioso para los dientes.