La dependencia y el apego

Home
Hacia arriba

Abhängigkeit und Nicht-Anhaften

La dependencia y el apego

(De Swami Rama, Ramachrishna y Mahesh)

Seminario 31. 01. – 01.02. 2009-05-30

El arte de llevar una vida afortunada consiste en la mejor manera de manejar todas las situaciones, acontecimientos y circunstancias de la vida.

Deberías ser independiente de las cosas mundanas y deberías tomar todo lo que tienes y que vas a recibir como un regalo de Dios.

Mira tanto las situaciones agradables como las desagradables de manera positiva.

Una falta, un defecto, te van a hacer avanzar espiritualmente, no tener dinero, ni casa, o tener una enfermedad, cada circunstancia y cada obstáculo es una prueba en esta vida para lograr el destino.

Perdemos una parte valiosa de nuestra vida cuando pensamos en las cosas que queremos poseer.

Tienes que estar aquí y ahora. Tienes que ser consciente del significado del presente, sino perderás tu energía en los recuerdos del pasado o en el miedo por el futuro.

El pasado nunca vuelve y el futuro sólo ocurre en la forma del presente. Con los pensamientos sobre el pasado y el futuro no consigues nada, solamente complicaciones y apegarte.

A call to humanitiy – Una proclamación a la humanidad de Swami Rama:

1. Debes ser consciente de tu destino y trabajar por el

2. Usa el tiempo de la mejor manera pues la vida es valiosa

3. Debes ser feliz en cada situación de la vida.

Un pensamiento que no se convierte en un acto, es un desperdicio de la fuerza interior. Nuestros actos son la base para nuestro viaje de la vida.

Nadie puede sobrevivir sin actuar.

Cuando una persona realiza un acto recibe inevitablemente el resultado del mismo, a veces inmediatamente, a veces más tarde o en otra vida. Pues aquellos que actúan desinteresadamente y con habilidad estarán libres de las consecuencias de sus actos. De esta manera serán liberados de la esclavitud del Karma.

Equivocados por la ignorancia las personas se ven a sí mismas como “autores” de sus acciones, se amarran a sí mismas.

Nadie puede apropiarse verdaderamente de las cosas mundanas. El resultado de poseer las cosas mundanas es la esclavitud. Cuando consigues las cosas tienes miedo de perderlas. Tu sentimiento siempre cambia entre el deseo y el apego.

Se debería vivir de manera que uno no se apegue a los frutos de los actos.

Los principios que debes seguir son:

1. Renuncia a los frutos de todos los actos.

2. En vez de verte como el que actúa, considérate como una herramienta en la mano del Divino.

3. Considera los actos como deberes y realízalos sólo por el deber.

(Bhagavad Gita; ¿Qué es un acto?, ¿qué es un acto correcto?, ¿qué es un acto incorrecto?.)

Deberías entregar los frutos de los actos a la verdad superior.

Deberías fijar el destino antes de que empieces a actuar.

La falta de seriedad y sinceridad te aparta del destino.

La satisfacción contigo mismo y la pereza no significa que renuncias a los deseos.

De la comodidad resulta esta satisfacción y la pereza.

Deberías utilizar siempre la distinción: ¿Qué es correcto? ¿Qué es incorrecto?

Alguien que piensa sobre sus deberes pero no los cumple, será una victima de la comodidad. Genera el miedo y el apego. Estos son los mayores enemigos que tienes que vencer en la vida. No debes malgastar ningún momento de la vida porque no se sabe que ocurrirá mañana.

El ser humano posee la fuerza de pensar, de distinguir y la voluntad de actuar.

El ser humano tiene todas las cualidades, pero por negligencia se aleja del destino de la vida.

Escucha tu voz interior y no la de otros. Cada uno debería desarrollar su confianza y cuidar la fuerza interior, practicando ejercicios espirituales para desarrollar la fuerza Shakti.

Cada aliento debería llenarte de inspiración para que seas capaz de llevar una vida constructiva.

Si no te unes con Dios o con tu consciencia pura te sientes vacío en tu vida. Estas frustrado, bajo y no satisfecho.

Retírate de las cosas a las que te apegas, que cuidas y que guardas, empieza a valorar las relaciones y las cosas con otra mirada.

El mundo exterior te retira de la realidad.

Mira la unidad en el universo, no hay ninguna dualidad.

Maheshji dice: Cuando crezco tengo a todos en mí mismo.

Cuando todo es uno, entonces sientes que cada parte habla contigo; crecerás.

Una forma de independencia se logra con la limpieza:

1. Con asanas y ejercicios del cuerpo, se limpia el cuerpo.

2. Con pranayama y ejercicios de la respiración, se limpian los canales de la energía.

3. Con ayuda de la meditación se elimina la impureza de la mente y se crea una imagen clara de la luz divina en su interior.

El objetivo principal de la educación en el mundo exterior es aprender a utilizar los sentidos para lograr el conocimiento sobre las cosas mundanas. El conocimiento que se consigue por los sentidos no te hace permanentemente feliz.

Swami Rama recomienda como primer paso arreglar las circunstancias exteriores de la vida.

Para lograr la paz amóldate a la familia y la sociedad. Se deberían utilizar todas las leyes sociales, morales y éticas para conseguir la paz para uno mismo y su alrededor. El amor es lo principal. Con el amor puedes lograr todos los principios como negación a la violencia, sinceridad, no tener propiedad y satisfacción.

El amor por todos más allá de las relaciones personales purifica el corazón y en consecuencia aumenta la consciencia. Cuando se ama a todos, se ama a Dios.

Las personas deberían dedicarse a proteger los derechos de sus hijos, hermanos, hermanas, hombres, mujeres, amigos y vecinos. Nadie debe atentar contra los derechos de otras personas, se deberían ayudar mutuamente.

No debería existir un muro entre la vida material y la espiritual. La tecnología (por ejemplo la nueva energía) se debería utilizar de la mejor manera para uno mismo como para otros, para lograr la inmortalidad, el destino superior.

No debemos confiar en lo que hagan los demás. Tenemos que servir nosotros mismos como ejemplos de líderes e iluminar nuestra vida. ¡Despierta!

Con la nueva energía se va a crear una sociedad nueva. La nueva energía ayuda a todas las personas, no van a existir más pobres ni ricos. No saciaran su avidez a costa del bienestar de otras personas.

La energía nueva no cuesta nada, no hace daño, es infinitivamente disponible y cambiará la opinión de las personas a positivo.