El recino

Home
Hacia arriba

Se deben beber cada dos días 1 o 2 cucharaditas de ricino disueltas en leche. Con ello se impide que se absorban los conservantes procedentes de nuestros alimentos.

El aceite de ricino en leche es un método natural perfecto procedente de la medicina ayurvédica y no tiene efecto secundario alguno.

En caso de tos con irritaciones ha de dejarse de tomar ricino en leche.

El que no pueda tomar aceite de ricino puede comer en su lugar uvas pasas gordas, debiéndose retirar previamente los huesos.

Han de cocerse 5-10 pasas gordas sin hueso en la leche. Posteriormente se dejan enfriar y se toma tanto la leche como las pasas.

Otra alternativa es dejar 4 o 5 higos en agua, preferiblemente durante toda la noche, y comerlos la mañana siguiente. El agua en la que se han dejado los higos a remojo ha de beberse.