Sobre el destino

Home
Hacia arriba
El destino

26.05.2002

Mahesh habla sobre el destino

Una mujer pregunta a Mahesh por su hermano que tiene 4 años menos que ella. Su hermano tiene 40 años y desapareció desde hace siete años. Ella sabe que el está en algún lugar pero le gustaría saber cómo está.

Mahesh dice, el hermano tiene problemas. Pero no hay ningún motivo para preocuparse. El tiene que luchar un combate especial. El hermano está luchando con dificultades especiales, pero no hay ningún motivo para preocuparse. Mahesh dice, ella debe tener confianza en que resolverá sus problemas.

Dios vela por él.

Los problemas se arreglaran convenientemente a su destino.

El destino protege a cada uno.

El destino es un  modo de protección.

El destino no es desfavorable, funciona como una protección. Es como un paraguas. Maheshji dice: para vuestra información.

La confianza es un modo de protección más grande que el destino.

La confianza es una medida muy importante para conseguir algo. Es un signo espiritual.

Si no tienes confianza, no puedes conseguir ningun progreso.

Sin confianza nunca puedes alcanzar tu destino espiritual.. Debes comprender que debes tener confianza.

La confianza es un modo de protección más grande.

El destino  hace posible que te protejas de la lluvia debajo de un paraguas. De este modo el destino es una protección muy grande. No lo comprendemos de esta manera. Un paraguas te puede proteger tanto del calor como de la lluvia.

 Debes ver el destino como un amparo.

Cada ser tiene este amparo, cada ser humano y cada animal.

Yo digo a Mahesh que nosotros no sabemos que el destino es un modo de protección.

Mahes dice, si, es un modo de protección. Es una bendición y una instalación de Díos mismo.

Mahesh dice:

El destino es perfecto.

El mundo occidental no está informado sobre el funcionamiento del destino. Este es el motivo por el que tienen miedo.

Mahesh dice:

El creador ha dado a todos este modo de protección.

El destino protege a cada uno. Funciona hasta la muerte. Con la muerte termina. Con la muerte está cumplido. Este amparo lo tienes todo el tiempo hasta la muerte.

Cuando se sabe de esta protección divina, no se va a tener miedo, da igual lo que  pase.

Se va a tener confianza. Eso es muy importante, pues el miedo destruye cada potencia. Y se puede practicar los ejercicios espirituales tranquilamente. También se puede practicar espiritualmente en el tiempo cuando tu te dedicas a las cosas mundanas.