Un cambio en el destino

Home
Hacia arriba

10 - 03 -2005

Un hombre joven, que es discapacitado, tiene que trabajar como jardinero desde hace meses en una cuesta inclinada. Era un esfuerzo excesivo para su mano derecha. (La mano derecha y el pie derecho están unidos energéticamente.)

Èl tiene desde hace dos meses fuertes dolores indéstintos en la parte de arriba del pie. Los medicos no saben de dónde viene el dolor del pie derecho.

Maheshji dice, el dolor del pie derecho sale del esfuerzo excesivo de la mano derecha.

Llamé a Maheshji tres dias después y el hombre consiguió otro trabajo.

Maheshji dice:

Voz original

“Estos cambios sólo son capaces de hacerlos “Mother Godes” misma (la creadora del universo) o el Maestro.

Pues no se puede reducir el esfuerzo excesivo de sus manos, no se puede cambiar nada. Tú lo has dicho, él no es capaz de hacer este trabajo. Esa fue la única alternativa, él necesitó otro tipo de trabajo. Eso está más allá de cada terapia, eso lo trae el destino.

Sólo “Divine Mother” (la creadora) es capaz de cambiar el destino.

En este caso se necesitaban ambas cosas: la terapia y el cambio de destino.

Con las gracias de Ella soy capaz de comunicarlo, pero yo no puedo cambiar el destino.

“Divine Mother” es capaz de cambiar el destino, “Ella” es la creadora.

Nadie va a creerlo porque en vuestra tierra esta sabiduría no existe.

Cuando me preguntaste, localicé enseguida la molestia y comenté la causa del dolor en el pie.

Lo primero es que ningún médico lo va a creer.

Nadie es capaz de diagnosticarlo.

Cuando los esfuerzos extremos se producen en la mano, automáticamente aparecen dolores en la pierna. Y esta terapia requirió un cambio en el lugar de trabajo y ambas cosas pasaron. Yo tampoco sabía que esto iba a pasar.

Como Dios nos ayuda, ni tú ni yo hemos sabido que esto iba a ocurrir, aunque fuera necesario. Y ocurrió. Nadie se esforzó de cualquier manera, pasó automáticamente. Esta es la prueba para de la ayuda divina.

Debemos ser felices porque “Divine Mother” nos apoya.

Esto es asi, porque actuamos desinteresadamente, sin ningún interés personal para el bien común de las personas.”